ir a la portada de ELPajarito.es

Nos merecemos un debate honesto

Mari Carmen Toral

En Podemos RM nos habíamos prometido un debate honesto y fraternal, después del bochornoso espectáculo de Vistalegre II, pero algunas y algunos ya han roto su promesa. En determinadas declaraciones leo poco de proyecto y mucho de reproches y descalificaciones personales. No quiero pensar que es porque el proyecto no convencería, porque es generalista y poco aterrizable a la Región de Murcia. Una prosa que solo acude a lugares comunes y a propuestas políticas simplistas que suenan muy viejunas.

Para echar al PP de las instituciones en 2019 va a hacer falta mucho más músculo del que tenemos y vetar a las personas que han contribuido a construir un proyecto alternativo serio y viable es una irresponsabilidad. Es infantil y temerario. Así que el veto a personas concretas por parte de la candidatura de “Juntas Podemos” en las negociaciones y el tono que se utiliza y los argumentos en medios y redes se contradicen con el “aquí no sobra nadie” que esas mismas personas predican.

Para echar raíces en el territorio y quebrar la hegemonía del PP tras más de veinte años de parasitar las instituciones, esquilmando los recursos de todas las murcianas y murcianos para construir una densa red clientelar, hay que estar en él y dedicarle el 200% del tiempo. Solo estando se hace calle, en toda la región, desde Pliego hasta Jumilla, desde Santomera hasta San Pedro del Pinatar. Estar en la calle es conocer los problemas de los regantes de Pliego, de los trabajadores del mármol en Cehegín, de la industria del mueble en Yecla o de los seguros agrarios que afectan a cientos de pequeños agricultores en la región. Ahí ha estado el actual equipo de Podemos RM que ahora integra, junto con mucha más gente, la candidatura Mas Podemos, Más Profundización Democrática. No solo la comarca de Cartagena es la Región de Murcia. Desde la distancia de los miles de kilómetros que separan Bruselas de la región, se corre el riesgo de hablar de oídas y que lo que se diga no tenga ningún rigor.

Nadie pone en duda que es imprescindible el papel de los círculos como herramienta para construir esa mayoría social que necesitamos para ganar las instituciones en 2019. Los círculos para Podemos son la base de la organización. En el surgimiento de Podemos en la Región de Murcia, se dio una explosión de grupos y en ese primer período 32 círculos enviaron su documentación en el proceso de validación, de los cuales 11 quedaron validados.

Posteriormente, en 2016 se lanzó la campaña denominada “Activa tu círculo”, iniciada en agosto de 2016 y cuyo primer cierre fue el 30 de septiembre. Quedaron con el sello de círculos activos 25 territoriales y 6 sectoriales. La activación de círculos es un proceso continuo. La situación por la que atraviesan los círculos de no funcionamiento, según las candidaturas “Juntas Podemos” y “Con la Gente Podemos”, responde a una dinámica por la que atraviesan los procesos de grupo y las dinámicas participativas, que además no son exclusivas para la Región de Murcia, ya que según Carolina Bescansa “algunos siguen funcionando como el primer día, otros se han desactivado, otros se han dividido por barrios o se han fusionado en un único círculo”. 

Esto no es un “mal de muchos consuelo de tontos”, pero sí es importante reconocer que el camino de la participación requiere tiempo, tiene ritmos y momentos. Han sido procesos atravesados por campañas electorales nacionales y locales, lo cual influye en la continuidad del trabajo participativo.

Aunque falta camino por construir, la participación que no es un fin sino un medio; hay acciones y apuestas, realizadas en este último año, que sirven para ir sentando los cimientos del proceso participativo. Algunos ejemplos serían 17 reuniones a nivel de las comarcas para planificar acciones y preparar espacios de debate comarcal (El Mar menor en peligro de muerte: Ultima oportunidad, Efectos del TTIP), apoyo a círculos particulares, encuentro regional que contó con la participación de 200 personas, 7 acciones formativas que emergen de las necesidades locales (municipalismo, redes, informática, mediación, participación/técnicas participativas) y 11 asambleas comarcales informativas organizadas entre las secretarias de organización y extensión.

Para construir cultura participativa a nivel micro social, dos años no son suficientes.

Hiperliderazgo y verticalidad, otros de los mantras entonados en esta campaña. Hace dos años y medio, en Vistalegre I decidimos en Asamblea activar la máquina de guerra electoral, que suponía poner en suspenso los mecanismos de democracia directa desde abajo de la organización, apretar los dientes y afrontar una época de campaña electoral permanente en torno a la figura de Pablo Iglesias. Este no lo inventó Óscar Urralburu, sino que fue el equipo promotor al completo y esto fue validado por el 80% de las bases.

Ahora. con 71 diputados en el Congreso y nuestra presencia institucional en todas las autonomías y cientos de municipios. estamos todas de acuerdo en que iniciamos una nueva fase. Podemos en la Región de Murcia se merece un mayor cuidado. En este nuevo tiempo llega el momento de volver a la idea de Podemos como herramienta democrática del cambio al servicio del pueblo. Dedicar tiempo y energía a construir una organización sana y participativa en la que no sobra nadie que quiera echar a la Mafia de las instituciones. Nos merecemos por tanto más Podemos, y más profundización democrática.

Y sobre todo, nos merecemos respeto y debates honestos y de altura, que no traten a la gente como a menores de edad. Colocar etiquetas solo busca establecer categorías y éstas conllevan problemas, puesto que podemos acabar pensando en términos de buenos y malos, representantes o no de las esencias, como Lola Sánchez, conocida por su militancia anticapitalista, pareció intentar cuando bautizó a su candidatura como “pablista”. Quizá haya que recordarle a nuestra eurodiputada que en esta organización desde el primer militante hasta el último, pasando por Óscar Urralburu, reconoce a Pablo Iglesias como nuestro secretario general. Ese fue el mandato de VA2. Y ese fue también el que apoyó “Más Podemos, más Región” en nuestra pasada asamblea estatal. Intentar aterrizar, como hace Lola Sánchez, a la Asamblea regional esa falsa dicotomía solo sirve para enfrentar a unos militantes contra otros. Lo que no es solo artificial sino dañino para toda la organización. La confrontación real en la II Asamblea Ciudadana debe ser entre proyectos políticos y no entre etiquetas postizas. Entre el modelo de “Más Podemos Más Profundización Democrática”, de un Podemos regional de más avance democrático organizativo y el modelo de Anticapitalistas de los viejos mantras, incapaz de aterrizar a la realidad de los diferentes problemas cotidianos de la gente.

Mari Carmen Toral, secretaria general de Podemos Molina de Segura.

Comentarios

Enviado por De la Tierra el

Gracias Carmen por tu artículo, dices lo que muchas intuíamos. Me parece muy bien que Lola quiera acercarse a la región, salir un poco de la moqueta de Bruselas (que eso sí es moqueta) e implicarse más en el partido. Pero no es de recibo que lo haga como "coordinadora" desde Bruselas, y que los que realmente lleven el día a día de la organización sean 2 personas que todavía no conozcamos.

Lola ha hecho un estupendo trabajo con el TTIP, y seguro que puede seguir haciendo grandes cosas desde el Parlamento Europeo. Oscar está haciendo un gran trabajo en la Asamblea Regional, consiguiendo cambiar muchas cosas con apenas 6 diputados. Hay que dejar terminar los ciclos políticos, y despues del 2019 nos planteamos cambiar las cosas, no?

Añadir nuevo comentario