ir a la portada de ELPajarito.es

Jubileo “low cost”

Juan A. Gallego Capel

 

Dicen que la gracia del jubileo consiste, fundamentalmente, en una indulgencia plenaria para el perdón de la pena que merecen nuestros pecados. Pues bien, ayer quedó inaugurado con el lema “Descubre tu camino” Caravaca 2017, año jubilar. Al acto se intentó traer al Papa Francisco, pero costaba algo más de 12 millones y no da la cosa para tanto; en su lugar acudió uno de sus ministros y un subsecretario del Estado Vaticano, un puñado de obispos y un montón de curas y monjas. Por el lado civil e institucional también acudieron alcaldes, diputados regionales y nacionales, autoridades militares, los patronos de la Fundación Camino de la Cruz y una larga relación de representantes políticos y sociales. En el ambicioso proyecto turístico religioso están involucradas todas las administraciones, faltaría más, es una oportunidad de desarrollo para la Región.

"La experiencia nos debería hacer cautos, todavía tenemos en la memoria la precedente y caótica política en materia de cultura y turismo del Partido Popular"

Se estima que podrían llegar dos millones de peregrinos; para el Gobierno regional, la llegada de 2017 no es un punto de destino o llegada del Año Jubilar, sino un punto de arranque a la entrada de más inversiones como consecuencia de un mejor desarrollo turístico, ya que se producirá un aumento de actividad económica que permitirá movilizar más recursos en toda la Región. El Año Jubilar es un gran acontecimiento turístico y cultural de la Región, que lo convertirá en uno de los grandes destinos de turismo religioso y uno de los principales elementos para la estrategia de desestacionalización. Para este fin, dicen que sólo la Administración regional ha invertido ya más de 1,4 millones de euros en actuaciones de promoción y comunicación, así como de acondicionamiento de infraestructuras. La Comunidad tiene presupuestado para este año más de 8 millones de euros para este fin.

La casa por la ventana, lo que haga falta, tal vez seamos capaces de compensar las pérdidas del turismo que habrá que soportar por causa de la aniquilación del Mar Menor. No se conoce estudio de viabilidad, salvo que el 38% de los turistas en el mundo tiene como motivación el turismo religioso y España es uno de los países que más destaca en esta modalidad. Por otro lado, no será por falta de facilidades, las empresas que deseen colaborar en el patrocinio de eventos relacionados con el Año Jubilar disfrutarán de exenciones fiscales desde el 1 de enero de 2016 hasta el 30 de junio de 2018. El Año Jubilar tendrá la consideración de acontecimiento excepcional de interés público, por lo que se podrá acoger al régimen fiscal de las entidades sin fines lucrativos y de los incentivos fiscales al mecenazgo.

No es que quiera arruinar el negocio del turismo religioso, ojalá sea ese el revulsivo económico que necesita la comarca del Noroeste, pero la experiencia nos debería hacer cautos, todavía tenemos en la memoria la precedente y caótica política en materia de cultura y turismo del Partido Popular como fue el Parque Temático Paramount, aquella campaña inútil, frívola y de despilfarro que fue "Región de Murcia: No-Typical" o el festival SOS 4.8 que, tras ser privatizada su gestión, los organizadores anunciaron hace unos días que sin sostén económico de la Administración el proyecto es inviable. Tal vez el desvío de fondos públicos para el turismo religioso haga perder el impacto económico de lo que se llegó a denominar el “paradigma turístico de la región”.

El asunto terminará en decepción, y es que los resultados económicos del Jubileo no serán percibidos por el sector hostelero ni por el comercio. Los numerosos fieles que cruzarán la puerta santa de la basílica no tendrán repercusión en el turismo, y luego se dirá que ese no era el objetivo del Jubileo porque el papa quiso que fuera sobrio y es probable que muchos peregrinos sean contados varias veces para hinchar los números. ¿Otro fracaso turístico regional?

 

Añadir nuevo comentario