ir a la portada de ELPajarito.es

Meter la cuchara

Juan A. Gallego Capel

En reunión de amigos, me preguntaban por el estado del PSRM, sobre la necesidad de renovar el discurso; en aquel momento, reconozco que mi estado de ánimo era favorable. Eran días antes del resultado de las primarias, tenía clara la victoria de Pedro Sánchez, y pensé que ello podría favorecer un impulso, y que esa ola de ilusión podría llegar a todas las federaciones y, en particular, a la Región de Murcia.

Hoy no lo tengo tan claro, no estoy seguro de que en el PSRM pueda haber otra consulta a la militancia, porque llevan semanas tramando una única candidatura, el adelanto del proceso de primarias para julio y Congreso Regional para septiembre, y si no hay primarias no va ser por falta de ganas entre los afiliados. No hay días en el calendario para buscar un candidato alternativo, y todos los esfuerzos del sector crítico están dirigidos hacia el Congreso Federal, que encumbrará a Pedro Sánchez en la Secretaría General, y en el reparto de puestos en los órganos ejecutivos y de decisión del partido. El rancio aparato regional no está dispuesto y sabe que al enemigo no hay que darle ni agua, ni pan, ni sal y, sobre todo, tampoco tiempo. Tovar no ha sabido gestionar ni hacer amigos: es de la vieja escuela, y el PSRM no tiene más remedio que renovar; no sólo de cara, lo que me da miedo es que, otra vez, no puedan decidir las bases. En los congresos, los socialistas tenemos muchos métodos para meternos el dedo en el ojo, como dividir las delegaciones para que haya dos portavoces, votar en blanco a la gestión de una ejecutiva, o presentar listas alternativas a los órganos del partido. Ya se verá.

“Sería un error dejar pasar el momento y no aglutinar y visualizar la oposición al viejo y rancio aparato regional”

Ojalá me equivoque, pero de momento no lo veo claro; son varios los que quieren meter la cuchara, pero como todos coman, sólo habrá una candidatura y la llamarán “de consenso”, habrá reparto de puestos de representación en todos los órganos del partido, es decir, meterán la cuchara en la sopa, que por muy condimentada quedará sosa. En mi opinión, sería un deleznable error dejar pasar el momento y no aglutinar y visualizar la oposición al viejo y rancio aparato regional. Lo que ocurra en los distintos territorios será de vital trascendencia para el PSOE.

Que no decaiga el espíritu de Xirivella, la capacidad de movilización de las plataformas. El éxito de Sánchez se cimentó en el apoyo de esas plataformas –la del 'no es no' y la de 'primarias y congreso ya'–, movimientos espontáneos de militancia que rechazaron las directrices orgánicas e hicieron bandera de su rechazo a las políticas de la derecha y consiguieran que se escuchara la voz de los afiliados. Sectores cercanos a José Antonio Pérez Tapias, que mantuvo más de una reunión con Sánchez para brindarle su respaldo y en las que participó Andrés Perelló, erigido ahora como portavoz de ese movimiento al que también se sumaron históricos militantes cercanos o pertenecientes a Izquierda Socialista. Las bases quieren decidir.

 

Añadir nuevo comentario