ir a la portada de ELPajarito.es

En aguas poco transparentes

José Luis Sánchez Fagundez

Por todos era conocido que el acto institucional del pasado viernes 4 de marzo realizado por el presidente Pedro Antonio Sánchez, para presentar en sociedad el nuevo portal de la Transparencia, tenía un telonero de fondo: Jesús Lizcano Álvarez, en representación de Transparencia Internacional España (TIE). Y un objetivo claro: la firma de un convenio de "colaboración" para que TIE "asesorara a la Comunidad de Murcia en los mecanismos necesarios para cumplir con las más altas cotas de calidad en el ámbito de la transparencia" .

El referido convenio tiene una duración de dos años, y queda excluido de forma expresa del ámbito la Ley de Contratos del Sector Público. De su ejecución no se derivan de forma directa obligaciones económicas con repercusión en los presupuestos de la CARM, pero es también cierto que la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia se compromete a la realización de acciones formativas presenciales y telemáticas en materia de transparencia y buen gobierno (cursos), con destino tanto a sus empleados públicos como a los empleados públicos al servicio de las Administraciones Locales de la Región de Murcia.

El convenio sobre transparencia firmado por PAS ya da propaganda: el último ranking  regional pone a Murcia en cabeza; pero actualizar el informe requiere otro convenio

¿Quien será el encargado de impartirlos? Blanco y en botella.

No han pasado ni dos meses de estos hechos, cuando la OCU por medio de su prestigiosa revista Compra Maestra en su número 414 Mayo 2016, publica un artículo titulado “En aguas poco transparentes”, en el cual el portal de transparencia de la Región de Murcia aparece como el mejor valorado de las 17 comunidades autónomas estudiadas.

Los indicadores en los que se basa el informe de la OCU no son otros que los recogidos en el anexo del convenio firmado por PAS y TIE, y que se utilizan para confeccionar el "ranking". A su vez estos indicadores no son más que ítems del articulado de la Ley de Transparencia, de obligado cumplimiento para el gobierno regional con y sin convenio, y que en su expresión mínima son:

  • Transparencia de salarios y patrimonio, de los representantes electos, altos cargos y personal administrativo con sus respectivos niveles salariales.
  • Transparencia de las actividades, entre las que se incluyenel orden deldía de los órganos de decisión, actas de reuniones o de las decisiones tomadas, agendas de los representantes, actividad de los legisladores, publicación de anteproyectos de ley y reglamentos y lista de trámites administrativos a nuestra disposición.
  • Transparencia de los contratos realizados, con todos los pormenores de fechas, medios de licitación, cuantías, ganadores, miembros de la mesa de contratación y, en concursos abiertos, nombre de los licitantes que se presentaron. También listas de principales contratistas.
  • Transparencia de los presupuestos aprobados, con datos estadísticos sobre ingresos, gastos e inversión por habitante. Nivel de deuda y su evolución, así como la previsión media de pago a los proveedores de la Administración.

Por último que no se olvide que la actualización de los indicadores en los que se basa el informe requerirá la formalización de un nuevo convenio.

Añadir nuevo comentario