ir a la portada de ELPajarito.es

Joaquín Boj destapa su vena narrativa en ’Veintisiete relatos sobre el nivel del bar’

Joaquín Boj, con un ejemplar de sus 'Veintisiete relatos sobre el nivel del bar'. (Foto: JAM)

De Astronauta a Zumbón, pasando por Chochete y Ultimátum, así, por orden alfabético, de la A a la Z, compone Joaquín Boj sus Veintisiete relatos sobre el nivel del bar, que enganchan desde el mismo título. El libro, una autoedición muy cuidada, vio la luz este otoño, aunque se gestó mucho antes de que el propio autor lo concibiera como tal, pues algunas de estas narraciones han sido rescatadas de un cajón o de notas sueltas, aunque otras son de primera mano, como una alquimia en prosa de la experiencia del autor, como es el caso del Astronauta que abre el volumen y otros de marcado sello autobiográfico.

Como puede apreciarse por ingenioso título del libro, el veterano periodista cartagenero –retirado del oficio por mor del mercado y por algunas conspiraciones del propio organismo–, coloca de modo alfabético su colección de relatos quizá por ser, probablemente, el más arbitrario de los órdenes. La heterogeneidad de asuntos e historias que narra, la diversidad de personajes, con sus manías, ambiciones y delirios; la índole irreverente, mordaz, cómica, morbosa de los temas que toca… tienen un aire común: el estilo. Ahí está el libro.

Y como quiera que el estilo va unido a la persona, Joaquín Boj, con su aire quijotuno y sus múltiples pasiones tertuliables –fútbol, flamenco, toros–, demuestra esta vez en el clavo literario del mismo modo que en su día puso una pica en la radio y en los periódicos. Sus Veintisiete relatos… pueden leerse como el sediento que apura un vaso con avidez o bien como el fino degustador de palabras que sorbe con delicadeza, ya que el autor ha puesto mucho estilo en la elección de los términos, las citas, los guiños y las frases. Debe ser eso el nivel del bar.

Desde el descacharrante homenaje a Gloria Fuertes en Bruja al aire sofocante y desesperado de Rayas, el crescendo implacable de Jaculatoria, el fatal sarcasmo de Ejecutivo… Uno a uno, cada cuento de este libro de relatos contiene el sello singular de Joaquín Boj. Del mismo autor, del viejo amigo cartagenero, esperamos cuanto antes las Veintisiete puñaladas en el mismo ojo, esa otra colección de narraciones que se ha propuesto.

Para quien quiera leer los Veintisiete relatos sobre el nivel del bar en ambiente propicio, el libro puede encontrarse en las estanterías de la cafetería Ítaca y de su vecino, el bar El Secreto. Ambos establecimientos están el barrio de Santa Eulalia de Murcia.

 

Añadir nuevo comentario