ir a la portada de ELPajarito.es

El UCAM Murcia más brasileño bate a Movistar Estudiantes (100-91)

A los murcianos les tocó remontar ante el gran comienzo de un Estudiantes muy enchufado y que fue por delante más de la mitad del partido. Faverani lideró la reacción murciana y fue Benite quien después cerró la victoria.

Duelo de urgencias para despedir el año con una sonrisa entre dos de los equipos más irregulares e imprevisibles de la competición, UCAM Murcia y Movistar Estudiantes, enemigos íntimos que coquetean peligrosamente con la zona de descenso. Mientras que Murcia no se ha visto mucho más arriba en la temporada y ahora lucha contra viento y marea por revertir una situación que no esperaba –sin posibilidades de entrar en Copa del Rey, gran objetivo del club-, Estudiantes parece darse de bruces contra la realidad de una plantilla tan corta que, tras un esperanzador comienzo, ve cómo se empaña su primera vuelta en el cierre de este 2016. Para la efeméride, el partido 550 de Salva Maldonado como entrenador ACB.

Quien empezaba dando primero era el bando colegial, que movía rápido y bien la pelota por el exterior hasta encontrar buenos tiros, con especial mención para los canastones de Edwin Jackson, el máximo anotador de la ACB. Óscar Quintana trataba de pararlo mediante tiempo muerto, pero su equipo seguía sufriendo en las rotaciones defensivas y Estudiantes tomaba tempranas ventajas de más de diez puntos (9-23, minuto 8) en un primer cuarto excesivamente cómodo para los visitantes (17-26).

Murcia necesitaba correr, defender más fuerte, endurecerse en el rebote y ser más vertical en ataque. Despertar, en definitiva. Y lo hacía de la mano de Campazzo, que subía su intensidad en la defensa sobre un incómodo Omar Cook y, sobre todo, de Martynas Pocius, que mostraba el camino hacia el aro a sus compañeros y se ocupaba de la defensa de Jackson mejor de como venía haciendo Rojas. Los locales se iban situando a distancias de una canasta (29-32, minuto 15), pero siempre aparecía un estudiantil para dar la réplica desde el exterior –brillante Darío Brizuela, que con su juego reivindica más minutos- o en la pintura –Delía no era rival para un experimentado Savané- y así dejar un marcador de 42-47 llegado el descanso.

Faverani cambia el partido

UCAM Murcia no podía permitirse otro inicio lento como el de la primera mitad. Para ello, hacía falta el paso al frente de varios hombres. El más señalado, Vitor Faverani. Y vaya si respondió. De manera radicalmente opuesta a los últimos partidos, ahora se le veía. Se sacrificaba en defensa y pedía balón en ataque. Principal artífice de un parcial de 13-5 cuando Estudiantes amenazaba con volver a poner tierra de por medio, ahora era UCAM Murcia quien decidía a qué se jugaba, poniéndose por primera vez por delante en el marcador (57-56, minuto 24) y echando la grada abajo con dos triples seguidos de Baron y Pocius (60-59).

Aprovechando los problemas de Estudiantes en el interior (Traoré y Arteaga cargados de faltas y Page de baja), Faverani se gustaba anotando 15 de sus 21 puntos en este tercer cuarto, con una desmesurada contundencia que contrastaba con la suavidad visitante, que era débil en la defensa interior y anotaba sus puntos desde fuera, con el mejor Edgar Vicedo visto en ACB (15 puntos) para dejar un último cuarto con todo por decidir en uno de los partidos más atractivos de la temporada (75-74).

El partido está en los triples

Movistar Estudiantes llevaba viviendo del lanzamiento exterior todo el partido, pero mientras le funcionase no iba a abandonar su más preciado recurso. Dos seguidos, uno de Grimau y otro de Brizuela, daban cinco de ventaja a un equipo visitante que escasos minutos atrás había visto perder su ventaja de todo el partido. Murcia seguía apretando, pero un tercero de Suton daba ahora cuatro preciados puntos de margen (81-85, minuto 34). Pero entonces, cambio de tornas. Estudiantes no volvería a anotar triple alguno, y Murcia, que no lo había hecho en este último cuarto, metería cinco.

Vitor Benite, que recogía el testigo de su compatriota Faverani, anotaría tres de tan prodigiosa racha, incluido el del 90-85 en tercera oportunidad ofensiva que hacía tirarse de los pelos a Salva Maldonado. Empero, Jackson, que llevaba rato desaparecido, anotaba la canasta que situaba a dos a los suyos a poco más de dos minuto para el final, pero un triple de Antelo terminaba por cerrar el drama (95-90), que llegaba a término con un último triple de Benite para alcanzar la redonda cifra de los 100 puntos y hacer a los aficionados murcianos despedir con una sonrisa 2016.

UCAM Murcia (100): Campazzo (14), Baron (7), Rojas (6), Antelo (5) y Delía (2) –quinteto inicial- Ortega, Benite (20), Llompart (4), Radovic (7), Faverani (21), Olaizola y Pocius (14).

Movistar Estudiantes (91): Cook (1), Jackson (16), Vicedo (15), Suton (12) y Arteaga (8) –quinteto inicial- Fernández (7), Savané (12), Grimau (6), Traoré (4) y Brizuela (10).

Parciales: 17-26, 25-21 (42-47), 33-26 (75-74) y 25-17 (100-91).

Los datos del partido

- Vitor Faverani batió su récord de valoración en ACB (31) e igualó el de anotación (21) jugando menos de la mitad del partido.

- En los últimos tres partidos, Faverani había anotado 8 puntos y capturado 9 rebotes. Significan trece puntos menos y tantos rebotes como este partido en solitario.

- El banquillo de UCAM Murcia anotó 66 de los 100 puntos de su equipo.

Añadir nuevo comentario