ir a la portada de ELPajarito.es

UCAM Murcia no saca el orgullo ante un ciclón llamado Real Madrid (61-89)

No hubo historia en ningún momento. Campazzo firmó su peor encuentro en ACB, Katsikaris vivió su partido “más duro” en Murcia y sólo Rojas se salvó de la quema. Enfrente, y sin piedad alguna, el mejor equipo de Europa
Campazzo no encuentra paso abierto ante Llull.(Foto: imQuality / Javier Bernal)

Difícil la papeleta que tiene por delante Fotis Katsikaris. Después de hacer historia tras ganar por primera vez en Manresa, UCAM Murcia confirmaba entre semana su eliminación en el Top 16 de EuroCup a falta de una última jornada, por lo que toca centrarse en enderezar en la Liga Endesa ACB un rumbo que cada día lleva más lejos de los objetivos iniciales de temporada. El equipo, que en las últimas semanas ha revolucionado su banquillo con las salidas de Óscar Quintana y Francis Sánchez, vive como puede la ausencia de un alero alto –Soko y Pocius siguen lesionados sin fecha de retorno- y cubre con lo puesto la marcha de Faverani, por quien no ha llegado otro interior con capacidad anotadora. Y entre medias, un Real Madrid que marcha líder de ACB y Euroliga y a quien parece no afectar tener a jugadores como Rudy Fernández o Gustavo Ayón lesionados.

Así, en Murcia tocaba apelar a la épica. Pero para hacerlo es necesario meter canastas, y la contundencia defensiva del Real Madrid se hacía notar desde el mismo salto inicial, con especial virulencia en los tapones de Anthony Randolph. Sin tiempo a parpadear, el 5-13 en cuatro minutos cabía esperar un partido muy largo para los murcianos si no se ponía remedio inmediato contra un rival que no afloja. La entrada de José Ángel Antelo dotaba de capacidad luchadora a los suyos, pero un Real Madrid duro en defensa y efectivo desde más allá de la línea –cinco triples- ponía una diferencia de ya dobles dígitos al final del primer cuarto (18-28).

Facundo Campazzo vive sus días más aciagos en Murcia. Necesita anotar y necesita hacerlo ya. El problema es que juega acelerado buscando sus circenses canastas que tanto le gustan, y ahora para él el aro luce como un anillo. La desesperación hace acto de presencia antes si cabe cuando el rival es su Real Madrid. Pero un Llompart que no mira el aro tampoco ofrece soluciones. Y el vendaval que no cesa, dejando el marcador en 20-43 tras un parcial de 2-15 que contenía tres triples seguidos del legendario Andrés Nocioni. En un UCAM Murcia lleno de dudas en ataque, una única canasta en juego en todo el segundo cuarto: un triple de Sadiel Rojas. Descanso y partido roto (27-48).

Urgía mejorar la imagen, y en la reanudación otro de los más bravos quería acometer la misión: Nemanja Radovic. El montenegrino anotaba seis puntos seguidos que, unidos a otro triple de Rojas, daban un parcial 9-2 en tres minutos que era rápidamente parado por Pablo Laso (36-50, minuto 23). Y otra vez un Real Madrid imparable. Sergio Llull volaba sobre el parqué, veía aro cada vez que quería o distribuía si encontraba a Jaycee Carroll liberado (24 puntos). El mejor equipo de Europa había llegado con su espectáculo a la ciudad. Por parte local, Campazzo cada vez estaba más atacado por la ansiedad, Baron veía el aro todavía más pequeño que él y sólo Rojas –siempre Rojas- peleaba cada balón hasta las últimas consecuencias. Quedaban otros diez minutos sin historia por delante (45-71).

El Real Madrid jugaba ya con su tercera unidad, y hombres que apenan han dispuesto de minutos en la temporada como Trey Thompkins o Álex Suárez hasta compartían pista. Dontaye Draper mantenía su pique particular con Campazzo por ser el favorito de la casa blanca en ese último spot para el base. En Murcia, Rojas, Rojas y más Rojas. El equipo blanco hacía más de una hora que había ganado el partido, el gesto de Fotis Katsikaris se torcía cada vez más y el único aplauso que robaban a Rojas lo hacía José ‘Chumi’ Ortega, que anotaba su primera canasta en ACB. También veía aro Julen Olaizola, que aún no se había estrenado como jugador universitario. El marcador final, un 61-89 que invitaba al reset en Murcia y que permite a los madrileños continuar como líderes.

 

UCAM Murcia (61): Campazzo (2), Benite (8), Rojas (14), Radovic (10) y Tumba (4) –quinteto inicial- Ortega (2), Antelo (8), Llompart (2), Baron (5), Olaizola (2), Delía (4) y Pocius.

 

Real Madrid (89): Llull (19), Carroll (21), Maciulis (1), Randolph (9) y Reyes (6) –quinteto inicial- Draper (4), Nocioni (11), Doncic (3), Hunter (2), Thompkins (7), Suárez (2) y Taylor (4).

 

Parciales: 18-28, 9-20 (27-48), 18-23 (45-71) y 16-18 (61-89).

Los datos del partido

- Sadiel Rojas batió sus récords ACB en rebotes (12) y valoración (24) para firmar su primer doble-doble (14 puntos) –datos vía @infocbmurcia-. También puso un nuevo tope en minutos (34) e igualó su mejor marca en triples (4), que alcanzar por cuarta vez.

- En los últimos dos partidos Sadiel Rojas suma siete triples. Es la misma cantidad que acumulaba en los 17 partidos anteriores.

- UCAM Murcia sólo anotó una canasta en juego en el segundo cuarto. Al triple de Rojas le acompañaron seis tiros libres.

- Pese a anotar 28 puntos menos, UCAM Murcia repartió más asistencias (13) que el Real Madrid (9).

- En el Real Madrid sólo dos jugadores superaron los veinte minutos en pista (Llull y Carroll) y únicamente Suárez bajó de la decena.

- Carta de tiro de Facundo Campazzo en los últimos tres partidos: 4/12 en tiros de dos puntos y 1/22 en triples para un acumulado de 5/34 en tiros de campo (14’7%).

Añadir nuevo comentario