ir a la portada de ELPajarito.es

UCAM Murcia se despide de la EuroCup cayendo ante Lokomotiv Kuban (77-85)

Aunque lavó su imagen respecto al último partido, los universitarios aún están lejos de alcanzar el equilibrio que Fotis Katsikaris desea, y sus altibajos en el partido le condenaron ante uno de los favoritos a alzarse con el título europeo
Billy Baron volvió a su mejor versión anotando 21 puntos (Foto: imQuality / Javier Bernal)

Última parada de la primera e histórica participación de UCAM Murcia en competición europea. Un debut que le ha llevado hasta el Top 16 de EuroCup o, lo que es lo mismo, a estar entre los 32 mejores equipos de Europa, merced a su séptimo puesto de la pasada temporada. A pesar de los numerosos malos momentos de la presente campaña, hasta ahí ha llegado la primera expedición murciana más allá de las fronteras patrias. Cabeza alta, orgullo en el pecho y con la promesa de volver más pronto que tarde. Para despedir la aventura, enfrente un Lokomotiv Kuban donde precisamente empezó la temporada y poco después fue destituido el entrenador de la histórica mejor temporada de UCAM Murcia, Fotis Katsikaris, ahora de vuelta, por lo que el encuentro no andaba exento de cierto morbo. Sin embargo, todo aquello que no fuese puro baloncesto pasaba un segundo plano, pues urgía recuperar sensaciones –y jugadores- después de la debacle liguera ante el Real Madrid antes del partido del crucial partido de este domingo en Badalona.

Con algunos de los pasos adelante que exigía Katsikaris a su equipo era como empezaba el partido, con mayor participación de los jugadores grandes en ataque y decisión exterior para penetrar hasta el aro. Así, Marcos Delía se destapaba protagonizando los primeros ataques de su equipo, haciendo daño a un Kevin Jones que se cargaba de faltas rápidamente y había sido uno de los más destacados en el partido disputado en Krasnodar. Su relevo, Kevin Tumba, impactaba de manera inmediata en la defensa al tiempo que Billy Baron encontraba aro, y UCAM Murcia parecía así un equipo diferente al de últimas citas (19-11, minuto 7). La entrada de Taylor Rochestie en el partido salvaría diferencias, pero los locales mantenían la ventaja finalizado el primer cuarto (21-17).

Baron parecía uno de los más se habían aplicado el deber de dar un paso adelante, pero a él se unía uno de los jugadores más en forma del cuadro pimentonero, un Nemanja Radovic con pericia en ataque y carácter en defensa que lideraba un 14-4 de salida en el segundo cuarto para dar la máxima ventaja del partido a los suyos (35-21, minuto 14). Pero ahí, el apagón. La subida de intensidad defensiva de Lokomotiv anulaba la creación murciana desde el exterior, con Llompart inoperante ante Rochestie, y Benite y Baron forzados a realizar lanzamientos difíciles. En aro contrario, los continuos bloqueos indirectos de los sistemas rusos despistaban a los murcianos y hombres grandes como Vougiuokas y Zubkov se hinchaban desde la línea de fondo. Un triple de Facundo Campazzo era la solitaria réplica al mazazo de 19 puntos en 4 minutos que Lokomotiv asestaba antes de irse al descanso con el partido remontado (38-40).

A la reanudación sería cuando un más espectacular baloncesto se diese en el partido, con ambos equipos intercambiando canastas con fluidez dentro de un marcador igualado. En UCAM Murcia el optimismo crecía a medida que jugadores que no pasan por su mejor momento como Antelo o Baron veían aro con facilidad (15 de los 21 puntos de su equipo en el tercer cuarto llevaron sus firmas), pero en bando visitante la pareja que ahora lucía en comunión era Rochestie y Matt Janning, que rompían la igualdad (56-56, minuto 26) con un parcial de 0-9 que el equipo de Sasa Obradovic se dedicaría a administrar en el tiempo restante (56-65, minuto 28, y 59-65 al final de cuarto).

Era la segunda vez en el partido en que UCAM Murcia sufría repentinas desconexiones que le hacían frenar su ritmo de juego. El más visible, Facundo Campazzo, que lucha por superar su mal bache intentando ser más distribuidor que anotador (7 asistencias), pero a quien aún le falta continuidad. Para reengancharse al partido, nuevamente la dupla Baron-Radovic, que a falta de cuatro minutos situaban a Murcia a tres puntos de diferencia (69-72, minuto 36) y obligaban a Obradovic a parar el partido.  A la vuelta del tiempo muerto, nuevamente Lokomotiv Kuban encontraba cómo hacer daño en la figura de un Andrey Zubkov que hacía su mejor partido de la temporada (16 puntos, 23 de valoración) y de Mardy Collins, dispuesto a dar la puntilla al partido ya sin la lapa de Sadiel Rojas. Al final, un 77-85 en el marcador que evidencia la falta de regularidad de los de Fotis Katsikaris -pero que deja ver ciertos brotes verdes- y adiós a la primera participación del club en Europa.

 

UCAM Murcia (77): Campazzo (9), Baron (21), Rojas (5), Antelo (13) y Delía (5) –quinteto inicial- Ortega, Benite (0), Llompart (1), Radovic (17), Olaizola (0), Pocius y Tumba (6).

 

Lokomotiv Kuban (85): Khvostov (0), Janning (12), Collins (20), Jones (4) y Vougioukas (9) –quinteto inicial- Baburin (3), Ivlev (4), Zubkov (16), Shukhovtcov, Rochestie (14), Zakharov y Broekhoff (3).

 

Parciales: 21-17, 17-23 (38-40), 21-25 (59-65) y 18-20 (77-85).

Los datos del partido

- Con los 26 puntos anotados en Fuenlabrada y los 17 de la pasada noche, Nemanja Radovic anotó más puntos en los dos últimos partidos del Top 16 (43) que en los cuatro anteriores juntos (29).

- Marcos Delía lanzó tres veces a canasta en la primera mitad del partido, pero ninguna en la segunda.

- Facundo Campazzo despide la EuroCup como el máximo ladrón (2’2 robos por partido).

- Vitor Benite realizó su peor partido como jugador de UCAM Murcia, sin anotación tras nueve lanzamientos a canasta y -10 de valoración en 22 minutos. En su defensa, jugó mermado con molestias en el pie.

Añadir nuevo comentario