ir a la portada de ELPajarito.es

Desheredan a Franco como hijo adoptivo de Navarra

Francisco Franco.

El Gobierno foral de Navarra aprobó el miércoles la anulación de varios acuerdos aprobados durante el franquismo por los que se declaraba hijos adoptivos o predilectos de Navarra a varias personas vinculadas con la dictadura, casi todas militares, incluido el propio dictador. Durante una comparecencia en el Parlamento de Navarra, el consejero de Presidencia, Justicia e Interior, Javier Morrás, explicó que el Gobierno foral ha revocado acuerdos de la Diputación de Navarra de los años 1939, 1969 y 1974, año este último en el que se nombró hijo adoptivo al dictador.

El consejero, que acudió al Parlamento para informar del grado de cumplimiento de la Ley Foral de Reparación de las víctimas de 1936, afirmó que el Ejecutivo foral tiene "plena voluntad para dar entera satisfacción a las disposiciones contenidas en esta ley foral" y dijo que "antes o después se cumplirá".

Sin embargo, considera que la norma presenta "un grave defecto de origen", y es que la proposición de ley fue aprobada sin memoria económica, lo que ha "dificultado de manera excepcionalmente grave su cumplimiento". En todo caso, dijo que está trabajando para buscar las fórmulas que permitan financiar el cumplimiento de la ley.

El consejero citó, entre los puntos que ya se han cumplido, la constitución de la comisión técnica de coordinación en materia de memoria histórica, continuar con la actualización del mapa de fosas de Navarra, o el acuerdo de colaboración con el Ayuntamiento de Pamplona para inhumar los restos no reclamados de víctimas de la Guerra Civil.

Por otro lado, explicó que está trabajando con el Ayuntamiento de Sartaguda para cerrar un acuerdo que permita financiar con fondos del Gobierno de Navarra el parque de la Memoria. Una vez cerrado este acuerdo, se procedería a la inauguración pública del parque. Igualmente, dijo que ya está encargada la placa de recuerdo a los trabajadores de la Diputación foral que fueron asesinados tras el golpe militar de 1936. Para el resto de obligaciones contenidas en la ley, Javier Morrás indicó que "no hay una fecha prevista, iremos desarrollándolas a medida que vayamos acabando las anteriores". "Es cierto que quizá no vaya a la velocidad que todos desearían, pero este camino se va recorriendo sin parar", indicó.

Añadir nuevo comentario