ir a la portada de ELPajarito.es

Encarcelado un entrenador personal en Alicante por abusar de tres mujeres y tres menores

El hombre de 36 años captaba a sus víctimas en el gimnasio y las convencía para ir a su casa, donde les recomendaba dar un masaje "deportivo" de 20 minutos
Dos agentes en el momento de la detención del presunto agresor

Un hombre de 36 años que se ofrecía como entrenador personal en Busot (Alicante) ha ingresado en prisión provisional, acusado de seis abusos sexuales a mujeres, tres de ellos a menores de edad de 13, 15 y 17 años.

El detenido, de nacionalidad española, siempre actuaba de la misma forma, ya que primero seleccionaba y captaba a sus futuras víctimas en el gimnasio de Busot, del que era usuario, y se ofrecía como preparador físico con titulación de entrenador personal.

Convencía a sus víctimas para ir a su casa, en donde les recomendaba dar un masaje "deportivo" en el que realizaba diversos tocamientos durante 20 minutos, que controlaba con un reloj.

En uno de los casos, una víctima de 26 años fue a su casa con motivo de una propuesta de un falso trabajo en la cafetería de un supuesto amigo del detenido, quien intentó llevar a cabo el mismo ritual del masaje deportivo aunque en esta ocasión hubo resistencia por parte de la mujer.

Masajes para un buen entrenamiento

En otro de los casos, una menor relató a los agentes que fue invitada al gimnasio por el detenido, tanto ella como varias amigas, a cambio de esos masajes, supuestamente necesarios para el correcto entrenamiento.

Otra de las menores, en concreto la de 13 años, manifestó en su denuncia que el hombre intentó seguir con esta práctica valiéndose de la amistad con sus padres y añadió que tuvo que bloquearle en su teléfono móvil ante su insistencia.

Según ha desvelado la investigación, el arrestado acudía de forma habitual al gimnasio y se mostraba extremadamente amable y cariñoso con las mujeres que allí acudían.

La Guardia Civil ha señalado que el arresto ha sido posible gracias a la "valiente denuncia" de la joven de 17 años, y sospecha que puede haber más casos de abusos que aún no han sido denunciados.

Añadir nuevo comentario