ir a la portada de ELPajarito.es

Miles de manifestantes de las Marchas de la Dignidad tomaron las calles de Madrid

La protesta reclamó "pan, trabajo, techo e igualdad". Numerosas organizaciones, partidos y sindicatos secundaron la protesta. No se produjeron incidentes
Un momento de la protesta en Madrid

Llegados desde todos los puntos de España, miles de manifestantes han marchando este sábado en la capital del Estado para reclamar dignidad, techo, pan e igualdad. La columna del Sur ha llegado a las tres de la tarde a Legazpi, formada por entre 400 y 500 personas, procedente de Orcasitas. Tres de las cuatro columnas se han unido en Atocha a las 16:30 entre gritos de "¡Que viva la lucha de la clase obrera!".

Allí se ha sumado a la protesta Alberto Garzón, Antonio Maillo y los concejales del Ayuntamiento de Madrid, Carlos Sánchez Mayo y Mauricio Valverde, entre otros miembros de la cúpula de Izquierda Unida. Los manifestantes, 200.000 según los organizadores y 6.000 según Delegación del Gobierno, han recorrido la Gran Vía hacia Plaza de España.

El líder de Izquierda Unida, Alberto Garzón, ha asegurado a los medios de comunicación que las reformas en el Parlamento se logran gracias a un "pueblo movilizado" que reclama sus derechos en las calles y ha afirmado que el "éxito" de las Marchas de la Dignidad demuestran el "descontento generalizado" ante la corrupción del PP. Garzón ha resaltado la necesidad de continuar con la "lucha en las calles" y apoyar a estos movimientos desde los partidos políticos de izquierda ya que hay que demostrar que son "la alternativa para construir un nuevo país".

Juan Herrera, figurante militante en el sindicato CNT (Confederación Nacional del Trabajo), ha acudido a la manifestación junto a otros miembros de la federación anarquista para reclamar "condiciones básicas dignas en el trabajo" y salarios dignos. 

También reclaman desde la CNT la derogación las reformas laborales y del Pacto de Toledo para tener un sistema público de pensiones estables. Preguntado por el 'enfriamiento' de la calle después del hito de movilización que fue la primera Marchas de la Dignidad Herrera lo achaca al "delegacionismo" y al "individualismo". "Hay que conseguir que las gentes salgan a las calles como ha ocurrido hoy", añade.

Diputados de Podemos como Rafael Mayoral, Alberto Rodrígez e Íñigo Errejón han tomado parte en las marchas. Uno de los bloques más numerosos en la manifestación ha sido el de Izquierda Unida y el del sindicato CGT (Confederación General del Trabajo).

Desde Almería ha venido junto a sus compañeros de Podemos Raquel Martínez. La militante del partido morado denuncia a Público que los "niveles de precariedad laboral son máximos", por lo que "es más importante que nunca estar en las calles".

El diputado de Unidos Podemos Diego Cañamero ha tomado parte en la columna del Sur que ha salido de Orcasitas. El también miembro del sindicato SAT (Sindicato Andaluz de Trabajadores) considera una "responsabilidad" estar en las Marchas de la Dignidad "para cambiar las cosas y mejorar las vidas de la gente". "Hay motivos suficiente para salir a la calle continuamente", denuncia a Público. El Gobierno "se ha convertido no en un partido sino en una partida de delincuentes y hay que intentar echarles" mediante "la movilización y el voto", explica.

En el acto final a las puertas de la Plaza de España Víctor Jiménez y Silvia Salamanca, miembros de la Coordinadora Estatal de las Marchas de la Dignidad, han leído el manifiesto. La lectura del llamamiento ha sido precedida por una actuación del grupo Rojo Cancionero,

Tras denunciar la situación de "emergencia social", los portavoces han defendido unas pensiones públicas dignas y a cargo de los Presupuestos Generales del Estado, empleo estable, salarios dignos, renta básica, la derogación de las reformas laborales, la libertad de las personas presas por luchar, el impago de la deuda, la defensa de los servicios públicos y el fin de los feminicidos.

También han reclamado el derecho a decidir de los pueblos y de la gente, en concreto del referéndum "sobre el futuro de Cataluña". La derogación de la Ley Mordaza y de la legislación antiterrorista ha sido otra de las demandas leídas al finalizar la manifestación.

Añadir nuevo comentario