ir a la portada de ELPajarito.es

autocrítica

28/01/2015

Reconocer la descapitalización electoral, y dar paso a la renovación, sería de un político responsable; pero mantener la voluntad de ser candidato es una decisión que, tras la caída del voto en las elecciones europeas, junto con los resultados de los barómetros conocidos, es de un político cuestionado. La política en estos tiempos necesita gestos y comunicación, y lo peor que pueden hacer los dirigentes de partidos castigados en las urnas es simular que no pasa nada. En el caso del PSOE, le está pasando factura su encasillamiento como heredero de la calamitosa gestión de la crisis económica en los últimos años.