ir a la portada de ELPajarito.es

Descubren un sistema solar con siete "tierras" que podrían albergar agua líquida

La NASA anunció que hay planetas orbitando alrededor de Trappist-1, a 40 años luz de nosotros, están en la llamada zona habitable de su estrella y creen que son mundos rocosos
Recreación de los planetas. (Foto: NASA)
Un equipo internacional de astrónomos ha descubierto un nuevo sistema solar con siete planetas del tamaño de la Tierra. El sistema se encuentra a unos 40 años y tres de estos planetas se ubican en una zona habitable en la que podrían existir océanos de agua en la superficie, lo que aumenta la posibilidad de que ese sistema pudiera acoger vida, según explicó la NASA en una conferencia de prensa. 
  
El nuevo sistema solar orbita en torno a Trappist-1, un astro del tamaño de Júpiter ubicado en la constelación de Acuario. De estos siete planetas, tres son particularmente prometedores por ser considerados gemelos de la Tierra, pues están en la llamada zona habitable de su estrella y creen que son mundos rocosos. En nuestro sistema solar, la Tierra, Marte, Mercurio y Venus son los únicos planetas rocosos.
 
El hallazgo fue anunciado este miércoles en la revista Nature y en una conferencia de prensa organizada por la NASA. Hasta el momento, nunca se había encontrado un sistema solar tan cercano con tantos planetas, en principio, tan parecidos al nuestro. 
 
Según detalla el equipo liderado por Michaël Gillon, los planetas de este sistema solar han sido denominados TRAPPIST-1b, c, d, e, f, g y h, en orden creciente de distancia de su estrella.

Los siete planetas son 80 veces mayores respecto a TRAPPIST-1 que la Tierra respecto al Sol, por lo que bloquean una gran cantidad de luz cuanto transitan por delante de la estrella. 

El descubrimiento se ha realizado gracias a la observación de múltiples telescopios terrestres, principalmente el TRAPPIST-Sur, del Observatorio Europeo Austral (en Chile), al 'Very Large Telescope' (VLT) y al Spitzer, de la NASA. Estas nuevas observaciones son la continuación de las que en mayo de 2016 hallaron tres planetas de tamaño y composición similares a los de la Tierra en la estrella TRAPPIST-1.

El método empleado para la detección ha consistido en analizar las variaciones de luz de la estrella para tratar de detectar el paso de planetas, lo que se conoce como tránsitos.

"La pregunta de si estamos solos en el universo se resolverá en las próximas décadas", dijo Thomas Zurbuchen, investigador de la NASA, durante la conferencia  de prensa.
 

Añadir nuevo comentario