ir a la portada de ELPajarito.es

Podemos celebra el rechazo de la comisión de Empleo de la Eurocámara al acuerdo comercial con Canadá

Protesta contra el CETA

Podemos celebra que la comisión de Empleo del Parlamento Europeo haya rechazado, ayer, el Acuerdo Económico y Comercial Global (CETA) entre la UE y Canadá. “Estamos ante un acuerdo comercial que ha despertado gran animadversión por parte de amplios sectores, desde trabajadores, sindicatos, colectivos de la sociedad civil y hasta las pymes”, señala la eurodiputada y portavoz de Podemos en la Eurocámara, Tania González Peñas, que es ponente en la sombra en la Izquierda Unitaria Europea del informe votado ayer en la comisión.

Por su parte, la cartagenera Lola Sánchez Caldentey, miembro de la comisión de Comercio Internacional, sostiene que, “con su rechazo al CETA, la comisión de Empleo ha tomado una decisión lógica puesto que los estudios de impacto independientes demuestran que el CETA acarreará pérdidas tanto en número de empleos como en la calidad de los puestos de trabajo”.

Además, añade, “en el CETA no hay un sólo párrafo que se dedique explícitamente a ofrecer ventajas a las pymes”. El informe ha sido apoyado por 27 votos a favor y 24 en contra (sin abstenciones). El documento asegura que el objetivo del CETA “debe ser la creación de empleo decente, un incremento equilibrado de los salarios y el aumento de las posibilidades de emprendimiento” y alerta que recientes estudios prevén que su implementación podría conllevar “pérdidas de empleo de 204.000 puestos de trabajo para toda la UE”.

Junto a esto, el informe asegura que existen “serias dudas sobre la compatibilidad del CETA respecto a las leyes actuales de la UE” en cuanto al tribunal internacional de arbitraje contemplado en el acuerdo comercial. Para González Peñas, además, todo ello “implicará, indefectiblemente, una pérdida de los ingresos para las arcas públicas y el consiguiente aumento de las desigualdades, que son precisamente los dos aspectos que más urge resolver en el contexto de la actual crisis económica”.

“Es una apuesta perdedora que lleva a la UE por una deriva preocupante”

“Lamentamos profundamente que algunos grupos como el PP hayan apoyado las enmiendas que dan el consentimiento para impulsar el CETA. Políticamente es una apuesta perdedora que lleva a la UE por una deriva preocupante en donde se ponen por delante los intereses de los inversores, frente a los derechos e intereses de los trabajadores”, critica la portavoz de Podemos en la Eurocámara.

“De aprobarse e implementarse tratados como el CETA o el TTIP”, concluye González Peñas, “perjudicarían con especial crudeza a países como Grecia, Italia, Portugal y España, con ya de por sí altas tasas de desempleo juvenil y de larga duración, trabajadores pobres, contratos temporales y empleo altamente precario. Tenemos que hacer todo lo que esté en nuestra mano por detenerlos”.

Sánchez Caldentey, finalmente, ha declarado que “a la luz del rechazo de la comisión de Empleo, esperamos que los eurodiputados socialistas que se hubiesen planteado votar a favor del CETA se lo replanteen: estar a favor del CETA es estar en contra de los derechos de los trabajadores, y esta opinión de la comisión de Empleo es la prueba de ello”.

Añadir nuevo comentario