ir a la portada de ELPajarito.es

Últimas tecnologías en el campo de la seguridad empresarial

Un error que a menudo cometen muchas pequeñas empresas es pasar por alto la importancia de la seguridad; tanto la relativa a las premisas físicas de la empresa como la referida a la seguridad informática. Es un fallo muy común pensar que nadie va a atentar contra un negocio emergente, especialmente en sus etapas iniciales, pero lo cierto es que los delitos, tristemente, son mucho más frecuentes de lo que imaginamos.

Todo el mundo recuerda las sonadas filtraciones de datos de empresas como Nintendo y quien más o quien menos ha oído a hablar de robos en empresas de conocidos. Por todo ello, resulta aconsejable contar con una serie de medidas básicas de seguridad en las empresas, sin importar su tamaño, sector, o número de empleados.

Por un lado hay que considerar la seguridad del entorno físico. Aunque lo ideal es contar con vigilancia las veinticuatro horas del día, muchos pequeños negocios no pueden permitirse tal inversión y probablemente tampoco sea imprescindible en todos los casos. Es importante, sin embargo, contar con una alarma de seguridad. Algunas empresas ofrecen desde hace tiempo productos especiales como la Alarma Verisure, que permite controlar la seguridad de forma remota a través de los dispositivos móviles.

Pero la seguridad virtual tampoco debe pasarse por alto. Por suerte, a medida que los códigos y programas maliciosos evolucionan, los productos diseñados para combatirlos también lo hacen. Es necesario invertir en programas antivirus, adquirir un buen programa completo, con actualizaciones frecuentes y servicio de atención al cliente. Esta elección resulta excelente para cualquier empresa e incluso para utilizar a nivel personal.

Otro de los imprescindibles de cualquier negocio con plataformas virtuales es la autentificación multifactor. Las credenciales de cuentas cotizan al alza en el mercado negro por eso resulta fundamental contar con medidas de seguridad potentes.

En cuanto a la innovación, una de las novedades más destacables consiste en los contenedores de escritorio virtual. Se trata de programas de seguridad que aíslan determinado software (navegadores web, la suite de Office, etc.) en “contenedores” separados para evitar su infección por software malicioso. Aunque actualmente no están disponibles para todos los sistemas operativos, parece que este tipo de producto cotizará al alza en un futuro próximo.

Por último, es difícil finalizar un artículo sobre novedades en materia de seguridad sin hacer mención a la verificación mediante huellas dactilares. Una tecnología que hasta hace poco tiempo parecía ciencia ficción está disponible a día de hoy en cada vez más sitios. Por un lado sirve para proteger instalaciones mediante la autentificación de los empleados, pero por otro lado también permite una eficaz protección frente al robo de propiedad intelectual en determinados ámbitos.

Aunque aún está por ver lo que aportará el futuro en términos de seguridad física y virtual, no cabe duda alguna de que la protección es una de las mejores inversiones que puede realizar cualquier negocio, por grande o pequeño que sea.  

Añadir nuevo comentario