ir a la portada de ELPajarito.es

Descubren una plantación de marihuana en la piscina de una casa de Bullas

La Guardia Civil de la Región de Murcia, en el marco de los servicios orientados a la prevención y persecución del tráfico de drogas, ha desarrollado una investigación en Bullas que ha culminado con la detención de los tres integrantes de un grupo delictivo responsables de un inmueble dedicado plenamente a la producción ilícita de cannabis sativa. Incluso había una plantación de marihuana en una piscina. En el registro efectuado se han incautado 328 plantas en distintas fases de producción, 2,5 kilos de cogollos, varios semilleros para iniciar la producción de las plantas y numerosos elementos que componían los invernaderos.

Agentes de prevención de seguridad ciudadana coordinados con el Servicio Aéreo de la Benemérita iniciaron la investigación con la búsqueda de plantaciones ilegales de marihuana, tanto por vía terrestre como aérea, en la comarca del Noroeste.

Fruto del dispositivo conjunto de búsqueda, los investigadores localizaron en los extrarradios del municipio de Bullas una finca, compuesta por una vivienda y varios anexos, que generó sospechas a los agentes de la posible existencia de gran cantidad de plantas de marihuana.

Una vez obtenidos todos los indicios necesarios y constatada la producción ilícita de gran cantidad de plantas de cannabis, la Guardia Civil ha efectuado la entrada y el registro en la parcela objeto de la investigación en la que se ha descubierto que el inmueble se encontraba plenamente diseñado para la producción de marihuana a gran escala.

Un inmueble dedicado exclusivamente al cultivo del cannabis

En el interior de la vivienda se encontraba una estancia con varios semilleros dedicados a la producción de esquejes de cannabis. La piscina había cambiado de uso para ser utilizada como invernadero principal, donde se hallaron 300 plantas en varios estados de producción ocultas bajo una malla verde para evitar levantar sospechas. Otras habitaciones del inmueble también eran usadas para cultivar esta sustancia. En los secaderos, instalados en otras estancias, se halló gran cantidad de plantas recolectadas y 2,5 kilos de cogollos. Los guardias civiles constataron que todas las habitaciones de la vivienda y los anexos tenían funciones relacionadas con el cultivo ilícito de la marihuana.

Además se han incautado todos los elementos utilizados para el desarrollo de la actividad ilícita, como dispositivos de iluminación, riego, calefacción y ventilación, así como un gran número de semillas y productos fitosanitarios específicos.

De la investigación desarrollada se desprende que los ahora arrestados desarrollaban un cultivo intensivo de cannabis sativa, que le permitía producir más de un millar de plantas anuales. También se ha constatado que pretendían crear una asociación para el consumo de marihuana.

Los detenidos –ingleses, de entre 26 y 50 años de edad y residentes en Bullas–, la droga aprehendida, los efectos incautados y las diligencias instruidas han sido puestos a disposición del Juzgado de Instrucción de número 2 de Mula (Murcia).

La operación, que se encuentra enmarcada en el ´Plan contra el tráfico, consumo y elaboración de drogas´, ha permitido esclarecer un delito contra la salud pública de cultivo o elaboración de droga, consiguiendo con ello desmantelar un punto destinado al cultivo intensivo, tanto en exterior como en interior –tipo indoor–, de plantas de marihuana, con una elevada capacidad de producción.

Añadir nuevo comentario