ir a la portada de ELPajarito.es

Detenido un camionero en Yecla por superar ocho veces la tasa de alcoholemia

A pesar de las campañas organizadas para que conozcamos los problemas que el consumo de alcohol genera como primera causa de accidentes de tráfico mortales, hay quienes aún no toman en serio el lema “Si bebes no conduzcas”. Esto ha debido pensar el conductor de un vehículo articulado de 40 toneladas que circulaba por la carretera de Yecla conduciendo de forma irregular y que, tras ser parado y sometido a las pruebas de control de alcoholemia, arrojó un resultado positivo que superaba en ocho veces la tasa máxima permitida para conductores profesionales.

Los hechos ocurrieron el pasado viernes, 12 de febrero, cuando efectivos de la Agrupación de Tráfico, que prestaban servicio específico de vigilancia de carreteras, fueron alertados de la circulación irregular y zigzagueante de un vehículo de gran tonelaje que circulaba por la N-344, que une las localidades de Alcantarilla y Fuente La Higuera, a la altura del término municipal de Yecla.

Los guardias civiles de Tráfico se coordinaron con efectivos de prevención de seguridad ciudadana para establecer el correspondiente dispositivo operativo con el objetivo de detener el vehículo y así prevenir los posibles accidentes que pudieran ocasionar este tipo de conducción, según informaron fuentes de la Benemérita en un comunicado.

Los integrantes del dispositivo lograron interceptar el vehículo en las proximidades de Yecla, a la altura del kilómetro 93,800 de la N-344. Tras una breve inspección, los agentes detectaron que el vehículo presentaba signos evidentes de haber chocado repetidamente contra las barreras metálicas de protección (biondas) de los laterales de la calzada.

Al identificar al conductor, un varón, de nacionalidad húngara y de 52 años, se apreciaron claros síntomas de influencia de bebidas alcohólicas, por lo que fue sometido a las preceptivas pruebas de alcoholemia en las que arrojó un resultado positivo de 1,16 y 1,15 miligramos por litro de aire espirado, unos datos que superan casi ocho veces la tasa máxima permitidas para conductores profesionales, que como en este caso es de 0,15 miligramos por litro.

Por este motivo, el conductor del vehículo articulado, que se encontraba totalmente desorientado a causa de la intoxicación etílica y que se desplazaba desde alguna de las bodegas del término municipal de Jumilla con destino a Valencia, fue detenido como presunto autor de delito de conducir bajo la influencia de bebidas alcohólicas, al superar con creces las tasas establecidas, siendo puesto a disposición del Juzgado de Instrucción número 2 de Yecla (Murcia), para la celebración del correspondiente juicio rápido.

Dada la elevada tasa de alcoholemia, el vehículo quedó inmovilizado en un lugar habilitado a la entrada de la localidad de Yecla y el conductor permaneció en dependencias oficiales, hasta su puesta a disposición de la autoridad judicial el sábado por la mañana para la celebración del correspondiente juicio rápido, en el que resultó condenado ejecutoriamente.

El delito de conducción bajo la influencia de bebidas alcohólicas, con tasas superiores a 0,60 miligramos/litro, se encuentra recogido en el artículo 379 del Código Penal y puede ser castigado alternativamente con penas de prisión de 3 a 6 meses, multa de 6 a 12 meses, o trabajos en beneficio de la comunidad de 31 a 90 días y en cualquier caso con privación de derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores por tiempo superior a 1 y hasta 4 años.

Añadir nuevo comentario