Domingo, 26 Febrero, 2017 - 15:13
ir a la portada de ELPajarito.es

Ingresado en Murcia un bebé que podría quedar ciego por el 'síndrome del niño zarandeado'

La pequeña, que está hospitalizada, tiene lesiones neurológicas y los médicos sospechan de malos tratos, por lo que un juzgado se ha hecho cargo del caso y ha tomado declaración a los médicos
La pequeña está ingresada en el hospital Virgen de la Arrixaca

Un Juzgado de Murcia investiga si una niña de seis meses de edad, que lleva desde el 1 de enero ingresada en el Hospital Virgen de la Arrixaca de Murcia, ha sido víctima de malos tratos por parte de sus padres. La pequeña tiene lesiones neurológicas y podría quedar ciega por el 'síndrome del niño zarandeado',y los médicos sospechan de malos tratos, según informa el diario La Opinión.

Varios médicos de este centro fueron llamados a declarar en relación a este caso en las dependencias de la Jefatura Central, en la Comisaría de Murcia. En concreto, prestaron declaración el pediatra que estaba de guardia y dos oftalmólogos.

La pequeña, según consta en los informes de los médicos, podría haber sufrido el denominado ´síndrome del niño zarandeado’ y, según reflejaron los facultativos en sus informes, presentaba un mordisco en un pie, según publica La Opinión.

Riesgos para la pequeña

El síndrome del niño zarandeado presenta, según detallan los expertos, hematoma subdural, hemorragia retinal y edema cerebral. Uno de los facultativos precisó, tras practicar un reconocimiento a la pequeña, que la paciente sufría daños neurológicos. Asimismo, detalló que existe riesgo de que la niña se quede ciega como consecuencia de estas lesiones, según La Opinión.

Este peligro todavía no está confirmado totalmente, a la espera de la evolución de la pequeña. Aunque su estado es grave, fuentes médicas indicaron que no se teme por su vida.

El Juzgado de Instrucción Número 9 de Murcia se ha hecho cargo de la investigación e “insta a practicar cuantas diligencias sean precisas para proceder al esclarecimiento de los hechos”, según se lee un documento emitido por el Juzgado, al que ha tenido acceso La Opinión.

Los padres de la menor son sudamericanos, residen en un municipio de la Región y no tienen más hijos. Fueron ellos quienes la llevaron al hospital. Alegaron que la pequeña tenía fiebre y que no se encontraba muy bien, según dijeron a los médicos que les atendieron en Urgencias.

Añadir nuevo comentario