ir a la portada de ELPajarito.es

Más de 200.000 murcianos padecen al año dolores que impiden su actividad habitual

La Encuesta Europea de Salud revela que un 17 por ciento de las mujeres padecen dolores incapacitantes, mientras que esto sucede al 11,6 por ciento de hombres

Una buena parte de la población murciana padece al año dolores que limitan su actividad habitual. En concreto, más de 200.000 murcianos según los datos de la Encuesta Europea de Salud más reciente, realizada en 2014, y publicados con motivo de la celebración del Día Mundial del Dolor, que pone especial énfasis en el dolor articular, que se calcula que padece el 10% de la población.

Así, dicho dolor puede deberse a procedimientos inflamatorios crónicos, y en muchas ocasiones supone el síntoma guía para el diagnóstico de enfermedades como la artritis reumatoide o la psoriasis.

La Encuesta Europea de Salud reveló que un 14,3% de la población de la Región de Murcia mayor de 15 años vio mermada su actividad habitual por dolores en 2014. La cifra es similar a la media nacional, que se situó en un 14,1%.

El porcentaje más elevado se localiza en mujeres, ya que un 17% de las murcianas padecen dolores incapacitantes, mientras que esto sucede al 11,6% de hombres.

Además, con la edad aumenta la proporción de personas que sufren dolor y su intensidad, ya que es más frecuente en la población murciana mayor de 65 años, con un 20,7% de personas de esta franja de edad que sufrieron dolores; y tiene menor incidencia entre la población más joven, con un 9,6% entre los 15 y los 24 años. Entre los 24 y los 64 años, la proporción fue del 12,8%.

El dolor musculoesquéletico, especialmente el lumbar y articular, resultó el más común entre los tipos de dolor crónico. La causa más frecuente  se relacionó con la artritis siendo, según indicaron fuentes regionales, la artrosis la más común de las artritis.

En relación a los tratamientos, explicaron que no existe un medicamento específico para el dolor articular, ya que "es uno de los tipos de dolor que se abordan con analgésicos comunes y van desde el paracetamol a antiinflamatorios no esteroideos como ibuprofeno, diclofenaco, opiáceos débiles, como codeína o tramadol y otros más potentes, tipo fentanilo".

Consejos básicos

La Consejería de Sanidad recomienda para evitar o retrasar la aparición de la degeneración por artritis el seguir un estilo de vida adecuado, que incluya el mantenimiento del peso ideal.

Además, los consejos más extendidos son desde la práctica de ejercicios físicos básicos, la pérdida de peso, los estiramientos y algunos ejercicios en el agua.

Existen varias maneras de clasificar el dolor, señalaron fuentes regionales, que ampliaron que "la más común es la que atiende a su evolución en el tiempo y que divide el dolor en agudo o crónico, dependiendo de si se sufre de manera esporádica o permanente".

La Organización Mundial de la Salud señaló que el dolor crónico es "una enfermedad" y su tratamiento, un derecho humano. El alivio del dolor, a través del estudio y desarrollo de nuevas y mejores terapias, constituye "la actividad más ineludible del personal sanitario".

Añadir nuevo comentario