ir a la portada de ELPajarito.es

Multa de 133.000 euros a tres empresas agrícolas por arrasar un yacimiento romano en el Mar Menor

La Consejería de Cultura sanciona a las mercantiles por destrozar con roturaciones ilegales una antigua factoría de salazones y garum en Playa Honda
Vista de la playa del Castillico, en Playa Honda, con vestigios del yacimiento romano al fondo (Foto: Javier García del Toro)

La Consejería de Cultura de Murcia ha sancionado con 133.000 euros a tres empresas agrícolas por arrasar, con unas roturaciones ilegales, un yacimiento romano junto al Mar Menor, que forma parte de una antigua factoría de salazones en la playa del Castillico, en Playa Honda, a finales de 2013.

Agrícola San Ginés S.A ha recibido una multa de 117.387 euros, Juanjor SL, una de 13.805 euros, y Convasa, una de 1.933 euros, por el movimiento de tierras que afectó a los vestigios de una factoría de salazones y garum situados a la izquierda del camping Villas Caravanning.

El expediente sancionador fue abierto a instancias del Ayuntamiento de Cartagena, que recibió el aviso de dos vecinos sobre la presencia de retroexcavadoras y un tractor.

Las tres mercantiles sancionadas por Cultura forman parte como investigadas en la casa abierta por un juzgado de Cartagena por las escorrentías y otros problemas causados por la transformación de suelos rústicos en la ribera sur. Además, el arqueólogo Javier García del Toro denunció en julio pasado que las máquinas del Instituto Municipal de Servicios del Litoral (IMSEL) del Ayuntamiento de Cartagena habían cubierto de arena y destrozado parte de la factoría.

Denuncias del arqueólogo García del Toro

El profesor de arqueología de la Universidad de Murcia (UMU) Javier García del Toro denunció hace meses ante la Fiscalía, el Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA) de la Guardia Civil y el Servicio de Patrimonio Histórico, dependiente de la consejería de Cultura y Portavocía, la destrucción provocada por las riadas en los numerosos yacimientos arqueológicos del Mar Menor, “como consecuencia de la transformación de los tradicionales suelos de secano en cultivos intensivos de regadío”.

García del Toro, muy vinculado al Rincón de San Ginés al haber sido el primer científico que investigó el poblado eneolítico de Las Amoladeras entre otros, considera que Patrimonio es responsable indirecto de haber “destruido con su actuación el patrimonio arqueológico catalogado como la zona arqueológica de El Escorial de Los Nietos, con su factoría íbero-griega-cartaginesa; la factoría romana de púrpura de Mar de Cristal, distintas instalaciones romanas costeras, parte de las factorías de salazones romanos de Playa del Castillico y una completa villa romana señorial –domus- con mosaicos en El Castillico”.

Según García del Toro, el Servicio de Patrimonio Histórico tiene constancia de todo esto, haciendo especial hincapié en que muchos de estos yacimientos fueron excavados por él mismo en diversos proyectos de investigación publicados en congresos internacionales.

La denuncia surgió tras una ruta arqueo-turística que realizó por los restos ubicados alrededor del Mar Menor y comprobar el lamentable estado de conservación en el que se encuentran y los daños causados tras las riadas.

Añadir nuevo comentario