ir a la portada de ELPajarito.es

Ópticos voluntarios revisan la vista a un centenar de personas en la Fundación Jesús Abandonado

Personas acogidas y usuarios de los recursos de Jesús Abandonado pudieron acceder a este servicio, incluyendo gafas nuevas de manera gratuita para todos aquellos que lo necesitaron

Ópticos voluntarios de la iniciativa 'Ver para Crecer' visitaron ayer las instalaciones de la Fundación Jesús Abandonado, donde revisaron la vista a casi un centenar de personas sin hogar, en situación de exclusión social o en riesgo de estarlo atendidas por esta institución en la Región de Murcia.

Así, personas acogidas y usuarios de los diferentes recursos de Jesús Abandonado como el Centro de Acogida, el Comedor Social o viviendas con apoyo pudieron acceder a este servicio, incluyendo gafas nuevas de manera gratuita para todos aquellos que lo necesitaron.

Según explicó Sara Calero, gestora de la Fundación Cione Ruta de la Luz, a cargo de este proyecto, "nacemos para dar respuesta a la crisis económica en España, ya que aunque ya hacíamos proyectos en el ámbito internacional y en países en vías de desarrollo, vimos oportuno hacerlo también con las personas que han perdido el trabajo o no pueden dar de comer a sus hijos".

Essilor España, que produce lentes oftalmológicas además de equipamiento óptico, "provee de todo el material para las ópticas itinerantes y nosotros nos encargamos de toda la logística". El procedimiento a seguir es «llegar, montar la óptica y en una jornada de unas seis u ocho horas ver entre 80 y 100 personas».

Una vez terminada cada revisión, con la montura elegida en ese mismo momento, "nos encargamos de fabricar las lentes en nuestras ópticas solidarias que donan su trabajo de manera altruista y las hacemos llegar todas en un plazo de un mes y medio aproximadamente".

Por su parte, Daniel López, director de la Fundación Jesús Abandonado, señaló que "aunque en Jesús Abandonado contamos con podólogos, odontólogos, ginecólogos, psiquiatras o psicólogos, este apartado no lo teníamos cubierto, por lo que agradecemos enormemente el gesto de estos ópticos voluntarios de revisar y entregar gafas a todos aquellos que lo necesiten".

El equipo itinerante de ópticos que componen la iniciativa 'Ver para Crecer' se apoya en profesionales de los servicios sociales de diferentes oenegés y Fundaciones. Hasta la fecha y desde comienzos de verano de 2015, ‘Ver para Crecer’ ha revisado la vista de 1.500 personas en toda España de la mano de Aldeas infantiles SOS (Barcelona y Granada), Fundación Tomillo (Vallecas y Orcasitas en Madrid), Mensajeros de la Paz (Madrid, León y Toledo), Fundación Xilema y Comedor Solidario Paris 365 (Pamplona), REMAR (Madrid) y Fundación Atenea en Sevilla y Sant Joan de Déu-Serveis Socials/Obra Social.

La Fundación Jesús Abandonado, que desarrolla su labor en la Región de Murcia junto con la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios (OHSJD), tiene 202 plazas en su Centro de Acogida, 34 en viviendas con apoyo, más 26 en la pensión social que gestiona la institución. Además, cuenta con un Centro de Día y un Comedor Social, que sirve una media de 300 comidas y 300 cenas diarias.

Asimismo, Jesús Abandonado cuenta con un área de empleo y formación con programas para inserción laboral, con intención de desarrollar iniciativas e intervenciones que puedan facilitar el acceso de las personas sin hogar a una actividad laboral remunerada.

Todos los programas desarrollados por Jesús Abandonado cuentan con una atención individualizada, continuada e integral a través de un equipo multidisciplinar formado por trabajadores sociales, psicólogos, enfermeros, auxiliares y educadores, con el refuerzo de voluntarios.

La Fundación Cione Ruta de la Luz es una entidad sin ánimo de lucro que tiene como misión mejorar la salud visual de personas sin recursos de todo el mundo, también en España.

Ha trabajado en 18 países del Tercer Mundo realizando campañas ópticas de revisión visual, donde, apoya en los que es viable, la creación de centros ópticos estables, talleres ópticos autónomos y forma a personal local.

Como resultado de sus campañas, envía las gafas correctoras necesarias, siempre nuevas y gratuitas. Desde 2004 ha enviado casi 15.000. Todos los profesionales de la salud visual que trabajan en los proyectos de la Fundación, en los talleres solidarios y como cooperantes, lo hacen de forma voluntaria.

Añadir nuevo comentario