ir a la portada de ELPajarito.es

Rivera le dice al líder del PSOE de Murcia “que se quite de la cabeza” ser presidente

El presidente de Ciudadanos complica aún más la moción de censura y el PSOE propone ahora otro cambio de la ley electoral para acercar posturas
Pedro Antonio Sánchez y Rafael González Tovar

La oposición no tiene nada claro cómo desalojar a Pedro Antonio Sánchez de la presidencia de la Comunidad de Murcia, pues Ciudadanos, PSOE y Podemos no se ponen en nada de acuerdo. El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, lo ha puesto todavía más difícil con sus exigencias al PSOE para una posible moción de censura, pues no quiere al líder socialista murciano, Rafael González Tovar, como nuevo presidente autonómico. “Que se lo quite de la cabeza”, dijo. “La presidencia no le toca, no la va a tener”, recalcó en una entrevista a 'El Independiente'.

El secretario general de los socialistas murcianos no se dio por aludido y dijo que la próxima semana presentará las bases para un posible acuerdo. Como fórmula de aproximación, planteará que se cambie de nuevo la ley electoral regional para que cada convocatoria de elecciones tenga la validez de una legislatura de cuatro años, lo cual implica modificar también el Estatuto de Autonomía.

La moción de censura la tiene que presentar el PSOE con su candidato a la presidencia, pero C's no quiere a González Tovar. Y la convocatoria de unas elecciones anticipadas e inmediatas -como pretende Ciudadanos- es potestad exclusiva del presidente.

En una entrevista en 'El Independiente', Albert Rivera, insistió en que no habrá gobierno tripartito en la Región, algo que ya estaba descartado, a la vez que erradicó cualquier posibilidad de que el PSOE presida el Ejecutivo murciano tras la moción de censura. Rivera pasó por alto que el PSOE es el único que tiene diputados para presentar esta iniciativa en la Asamblea.

Rivera recordó que solo aceptan dos opciones: unas elecciones convocadas por el propio PP, o unos comicios forzados, que en ningún caso servirían para hacer presidente a González Tovar. “Si el candidato socialista piensa que frente a la imputación del presidente va a pescar en río revuelto una presidencia que no le toca, no la va a tener, que se lo quite de la cabeza”, sentenció.

Preguntado sobre la aceptación que tendrían unas nuevas elecciones en Murcia, señaló que “lo que no es beneficioso es tener un presidente imputado por cuatro delitos y que no haya mayoría parlamentaria para aprobar ninguna ley. Roto el acuerdo, el señor Sánchez no puede sacar nada en el Parlamento. Estoy convencido de que los murcianos preferirían decidir ellos y no que decida Pedro Antonio Sánchez ni el portavoz de Ciudadanos o del PSOE”. Aseguró que aunque esta fórmula «no es lo mejor», su partido no puede tolerar el incumplimiento del «punto número uno de nuestro compromiso». Rivera no piensa ceder por lo mucho que se juega, y Murcia es el banco de pruebas para que el PP no ningunee a su partido.

Añadir nuevo comentario