ir a la portada de ELPajarito.es

Un estudio concluye que la turbidez del Mar Menor la provoca la falta de sal, no las algas

El informe, encargado por C's, concluye que la falta de claridad del agua no está relacionada con la concentración de fitoplacton y de microalgas
Aguas turbias en el Mar Menor

El biólogo Ramón Fernández Pinilla ha concluido en un informe coordinado para Ciudadanos que hay que eliminar los aportes de nitratos procedentes de la explotación agraria del campo de Cartagena y aumentar la salinidad para acabar con la turbidez en el mar Menor, que no está vinculada a la concentración de fitoplancton (algas).

El estudio, que ha sido presentado por el portavoz de la formación naranja, Miguel Sánchez, refleja, como conclusión “más significativa y sorprendente”, que el aumento de fitoplancton no está relacionado con la turbidez.

El trabajo científico ha sido ya trasladado a los doctores Ángel Pérez Ruzafa (UMU) y Ángel Faz Cano (UPCT) del Comité Científico del Mar Menor, quienes han señalado que resulta una aportación valiosa y han sugerido al grupo de trabajo de Ciudadanos sobre el Mar Menor que trabajen ahora en una caracterización más detallada de la tipología y dinámica de las poblaciones de bacterias nitrificantes presentes en sus aguas.

“La importancia del estudio de nuestro grupo de trabajo radica en que conocer mejor los ciclos del nitrógeno en aguas permite plantear mejores estrategias para eliminar el exceso de nitratos y, por tanto, mejorar las condiciones del agua, sobre todo su transparencia, que es un factor decisivo para el sector turístico asociado a nuestro Mar Menor”, ha apuntado Miguel Sánchez, quien ha presentado el estudio junto a su autor, el doctor Fernández Pinilla, y el responsable del grupo de trabajo del Mar Menor, Francisco Caparrós.

Sánchez ha destacado que el siguiente paso del grupo de trabajo “será profundizar en la investigación de la mano de las universidades y el comité científico, con quienes seguimos colaborando”.

La conclusión más significativa y sorprendente del estudio, que está basado en los datos recogidos por la propia Consejería de Agua y Medio Ambiente entre agosto de 2016 y febrero de este año, es que la concentración de fitoplancton no está relacionada con la turbidez y, por tanto, con la transparencia.

Dicho de otra forma, el aumento de microalgas no conlleva necesariamente aumentos de turbidez y disminución de transparencia. En dirección contraria ocurre otro tanto: la disminución de microalgas no aclara necesariamente el agua. Por el contrario, la salinidad sí es un factor fuertemente correlacionado con la turbidez. Cuando sube la salinidad, la turbidez baja y aumenta la transparencia. La sal parece inhibir el crecimiento de las poblaciones de bacterias nitrificantes que producen turbidez. Dicho en términos sencillos, son bacterias de agua dulce y toleran mal los aumentos de la salinidad.

Las consecuencias inmediatas para el abordaje de posibles soluciones son evidentes, ya que para conseguir la desaparición de la turbidez del agua bastaría con conseguir la eliminación de los aportes de nitrógeno, tanto en forma de NO3 como de NH4, y al mismo tiempo, aumentar la salinidad media de la laguna por encima de 45 partes por miles (ppt).

Añadir nuevo comentario