ir a la portada de ELPajarito.es

Un informe técnico sostiene que la cubierta de amianto del IES Manuel Tárraga debe retirarse

Cubierta de fibrocemento, con amianto, aportado en el informe.

Un documento elaborado tras una inspección encargada por el AMPA del IES Manuel Tárraga de San Pedro del Pinatar recoge múltiples deficiencias en el centro y constata el deterioro del tejado de fibrocemento, con amianto, que cubre uno de los aularios. La Consejería de Educación se comprometió a enviar a una empresa especializada para inspeccionar las cubiertas, hecho que aún no se ha producido, y los alumnos han iniciado una huelga indefinida.

"La cubierta de fibrocemento del edifico C del IES Manuel Tárraga Escribano de San Pedro del Pinatar, en Murcia, debe ser retirada y sustituida por otra tecnológicamente acorde a las necesidades del uso al que está destinado el edificio", según concluye el informe del arquitecto técnico colegiado que inspeccionó el tejado del centro. En la inspección, llevada a cabo en dos días distintos -uno de ellos tras lluvia-, se apreció el deterioro y rotura por varios lugares del tejado de amianto, el mal estado de las canales de desagüe y la multitud de goteras que jalonan la cubierta, y que provocan humedades que se filtran al interior del aulario.

Según el documento, esas deficiencias son "señal inequívoca de que la capacidad impermeable de las placas está en su punto final, desde el cual solo es posible el empeoramiento progresivo, probablemente geométrico, dada la edad de las placas". Cabe recordar que la vida útil de ese tipo de cubiertas es de entre 30 y 50 años, horquilla muy amplia en la que ya se encuentra el tejado del centro educativo, con 38 años de antigüedad.

A juicio del responsable del informe, en la inspección queda constatada la pérdida de la capacidad impermeable de las placas, y añade que "en condiciones normales, cuando una cubierta pierde su capacidad impermeable, es necesario restablecerla sustituyendo o reparando aquellos elementos de la misma que le proporcionan dicha impermeabilidad y están en mal estado". Sin embargo, considera que "en este caso, la reparación puntual de la cubierta no solo no sería efectiva a corto plazo, sino que perpetuaría en el tiempo una problemática de manera absurda".

"A tener en cuenta que el RD 396/2006 establece cómo y quién puede realizar trabajos en una cubierta con contenido de amianto, para reparar o para retirarla, es decir, empresas especializadas inscritas en el RERA -Registro Empresas Riesgo Amianto- (...), el técnico redactor estima que la mejor solución, la más duradera, la más respetuosa con el medio ambiente y sobre todo, la única que garantiza la seguridad y salud de los trabajadores -profesores- y usuarios -alumnos- de este edificio, es la sustitución total de la cubierta de placas de fibrocemento por otro sistema de los existentes actualmente, como placas sándwich, sistemas tipo onduline o similares, que, además, redundarían en un mejor aislamiento y aclimatación de las aulas que hay bajo la misma", indica el informe.

De ese modo, el técnico subraya que "la cubierta no es impermeable al agua", que "contiene amianto", y que "está claro en todas las leyes nacionales, directivas europeas, directivas y leyes de países de todo el mundo que el amianto, permitido en un sistema tecnológico e industrial que comercializa productos sin asegurar su compatibilidad con la salud humana y la protección del medio ambiente, ha de ser eliminado en todo el mundo". 

El informe ha sido encargado por la Asociación de Madres y Padres del IES Manuel Tárraga Escribano de San Pedro del Pinatar, ante el retraso de la Consejería de Educación en llevarla a cabo y debido a la intranquilidad de la comunidad educativa del centro. Esa misma intranquilidad es la que ha llevado a los alumnos del aulario afectado a iniciar una huelga indefinida hasta que se les dé una respuesta sobre el estado del tejado de amianto bajo el que reciben clase.

El amianto está prohibido desde hace años en España

"Las placas de fibrocemento que se fabricaban en las fechas en las que se instaló esta cubierta, es decir, hace 38 años, contenían todas amianto, que en forma de fibras se utilizaba como refuerzo y aglutinador de los otros componentes de la mezcla, cemento y silicato cálcico", expone el documento del arquitécto técnico que inspeccionó el tejado del IES Manuel Tárraga. Y prosigue: "En esas fechas el amianto no estaba prohibido y se utilizaba en numerosas aplicaciones constructivas como tubos, placas de cubierta, placas de fachada, depósitos de agua potable en viviendas, etc., amén de otros usos de la vida cotidiana que no tienen relación con la construcción, como la industria automovilística, envases, etc".

En España se prohibió la utilización del amianto azul y marrón -los más perjudiciales para la salud- en 1984 y 1993 respectivamente. El amianto blanco, llamado crisolito y utilizado en las placas de fibrocemento para cubiertas, se prohibió en 2001 mediante la Orden Ministerial. Entonces se dio un plazo de seis meses para la entrada en vigor de la prohibición de fabricar productos con amianto, aunque hasta diciembre de 2002 se pudo comercializar e instalar productos con amianto fabricados antes de 2002.

"Sin embargo, los materiales ya instalados que contienen amianto no han de desinstalarse en virtud de estas órdenes", relata el técnico, que cita textualmente la norma: “El uso de productos que contengan las fibras de amianto, que ya estaban instalados o en servicio antes de la fecha de entrada en vigor de la Orden, seguirá estando permitido hasta su eliminación o el fin de su vida útil”.

"Este es el quid de la cuestión", destaca el informe, "pues no está establecido en normativa ni ley alguna cuál es la vida útil de los productos manufacturados que contienen amianto". "Estudios realizados en diferentes países, incluida la Unión Europea, establecen que dicha vida útil estaría entre 30 y 50 años; por otro lado, consultados varios laboratorios de ensayos y empresas de control de calidad, comunican que no hay ensayos de laboratorio normalizados para establecer en qué punto de su vida útil se encuentra un determinado producto con amianto instalado o si ésta ha terminado, perdiendo el material sus propiedades físicas", continúa.

"Queda, por tanto, al libre albedrío de la Administración determinar si un producto con amianto ha de ser retirado o no", reconoce el informe, para recordar después las sucesivas recomendaciones de la Unión Europea, como la que anima a los países "a colaborar con los agentes sociales y otras partes interesadas a escala europea, nacional y regional para desarrollar y compartir planes de acción de gestión y eliminación del amianto".

La UE ha pedido a los Estados miembros "que avancen en el proceso de eliminación gradual del amianto en el menor plazo posible", y "que se elabore una hoja de ruta para eliminar el amianto de los lugares de trabajo y del medio ambiente, basada en los principios establecidos por la OMS". Así, se reconoce "la conclusión fundamental de que la evidencia epidemiológica indica que todas las formas y tamaños de las fibras de asbesto comercial -amianto- son cancerígenas para los humanos".

Añadir nuevo comentario