ir a la portada de ELPajarito.es

Un juez investiga el almacenamiento irregular de 250.000 litros de sustancias peligrosas junto a viviendas

CTSSP presenta una denuncia en los juzgados de Cartagena y Ecologistas en Acción afirma que deberían estar en un vertedero de residuos peligrosos de Sevilla
Sustancias peligrosas almacenadas en las instalaciones de la empresa en Cartagena

El grupo municipal Cartagena Sí Se Puede (CTSSP) denunció ayer miércoles ante el Juzgado de Instrucción número 2 de Cartagena el almacenamiento irregular de al menos 250.000 litros de sustancias peligrosas, en concreto de resinas fenólicas procedentes de SABIC, en unas instalaciones de la empresa García Carreño e Hijos S.L. en Molinos Marfagones, junto a la zona residencial.

Ecologistas en Acción ha denunciado esta semana ante el SEPRONA y el Servicio de Inspección y Control Ambiental, de la Consejería de Turismo, Cultura y Medio Ambiente, la presencia de estas sustancias peligrosas en una nave de dicha empresa, dedicada a la gestión de residuos en Cartagena.  Concretamente, alertó del almacenamiento irregular de unos 250.000 litros de resinas fenólicas que deberían estar en un vertedero de residuos peligrosos de Sevilla, así como de otros 100.000 litros de “una sustancia viscosa cuya composición y procedencia están sin identificar ni etiquetar, suponiendo todo ello un enorme riesgo para la seguridad, la salud pública y el medio ambiente”. 

CTSSP reclama al juez que investigue estos hechos y destape la posible situación irregular e ilícita de la empresa García Carreño e Hijos, a la vez que remarca que las sustancias peligrosas proceden de SABIC Innovative Plastics, “que encarga la gestión de sus residuos a la empresa denunciada, probablemente a sabiendas de su destino ilegal, ya que como denuncia Ecologistas, deben tener justificación y recibo del depósito final”.

La formación municipal sumará a la denuncia en el juzgado los últimos datos aportados por Ecologistas en Acción, e incide en que “no es de recibo que esta empresa siga contando con la continua permisividad y pasividad de los distintos gobiernos del municipio y de la región, que llevan años mirando hacia otro lado, precisamente cuando sobre esta empresa pesa una orden de cese de actividad”.

Añadir nuevo comentario