ir a la portada de ELPajarito.es

Una disputa entre vecinos termina a tiros y con un muerto en Las Torres de Cotillas

Dos hombres han sido detenidos como presuntos autores de los delitos de homicidio en grado de tentativa, tenencia ilícita de armas, amenazas y quebrantamiento de condena

La Guardia Civil de la Región de Murcia ha detenido a dos personas como presuntos autores de los delitos de homicidio en grado de tentativa, tenencia ilícita de armas, amenazas y quebrantamiento de condena tras un altercado con armas de fuego en Las Torres de Cotillas.

Los hechos podrían tener su origen en desavenencias anteriores con familiares y vecinos. Así, uno de los numerosos enfrentamientos tuvo lugar en septiembre de 2016 en Sangonera la Verde entre dos hermanastros, por lo que la Benemérita investigó lo sucedido y se estableció una orden de alejamiento entre ambos.

El último de los enfrentamientos tuvo lugar el pasado 28 de julio, cuando uno de los hermanastros, acompañado de otro individuo y valiéndose de un arma de fuego, intimidó y amenazó a sus familiares 

De esta manera, y tras llevar a cabo las amenazas, los detenidos quisieron ajustar cuentas contra otras personas distintas y se dirigieron hasta unas viviendas aisladas de Las Torres de Cotillas. Una vez allí, presuntamente se dirigieron hasta la vivienda del vecino de su madre, que en ese momento se encontraba ocupado por éste y su hijo de corta edad.

Tras efectuar los disparos irrumpieron en la vivienda gritando, profiriendo amenazas de muerte y llegando a disparar en siete ocasiones sobre la puerta de manera que los proyectiles la atravesaron e impactaron sobre las paredes del pasillo y especialmente sobre el sofá en el que se encontraba la víctima y su hijo. Uno de los impactos se produjo en la parte inferior del sofá a muy pocos centímetros de las piernas de la víctima y otro a unos 50 centímetros de la cabeza del mismo.

Tras el suceso, los agentes de la Guardia Civil realizaron exhaustivas inspecciones oculares para recabar todos los indicios posibles y tomaron declaración a los testigos presenciales. Las pesquisas policiales practicadas permitieron a la Benemérita identificar a los dos sospechosos.

La investigación permitió localizar a uno de los sospechosos del delito en su vivienda de Sangonera la Verde-Murcia, mientras el otro individuo fue localizado también en Sangonera la Verde, en el Centro Penitenciario Murcia I, donde cumple condena por otros hechos delictivos y en el que ingresó el día 31 de julio tras disfrutar de un permiso de fin de semana.

Los arrestados, dos jovenes españoles de 27 y 36 años, vecinos de Murcia y con antecedentes policiales, los objetos incautados y las diligencias instruidas fueron puestos a disposición del Juzgado de Instrucción número 4 de Murcia.

Añadir nuevo comentario