ir a la portada de ELPajarito.es

Cómo elegir la asesoría para tu empresa

Montar una empresa no es tan sencillo como se dice en las páginas web de emprendimiento. Para hacerlo es preciso tener conocimientos en materia fiscal, financiera, derecho regional y nacional y una buena organización, entre otras cosas.

Por eso, la mayoría de empresas sólidas contratan los servicios de asesorías para montar su negocio sobre una base legal firme. ¿Pero qué criterios debemos tomar en cuenta para elegir a nuestros asesores?

Firmas especializadas: La mejor opción

Hay despachos de asesores como Fimax, asesoría en Las Palmas,  que se dedican a dar consejos empresariales y otras muchas cosas. El problema con ellos es que no todos se especializan en derecho de empresas, trabajando para todo tipo de temáticas, jurídicas, económicas, empresariales, etc. Es preciso seleccionar y elegir a una asesoría que esté especializada en el asesoramiento a empresas.

La cercanía

Muchos empresarios prefieren contratar asesorías que se encuentren geográficamente cerca de sus oficinas. Esto les permite una rápida acción a la hora de resolver imprevistos de última hora.

Las asesorías online

Aunque el Internet está de moda, las mejores soluciones son las presenciales. El problema con el ciberespacio es que se presta para una atención muy estandarizada, atemporal y sin muchas garantías.

Con experiencia en técnicas avanzadas

Es muy importante que el asesor sepa manejar novedosos softwares de gestión y demás herramientas tecnológicas. Estos instrumentos permitirán una mejor atención, moderna, más rápida y eficaz.

La utilización de sistemas y medios telemáticos para el intercambio de información, y la existencia de Webs de la asesoría, o blogs especializados, es algo que hay que valorar muy positivamente a la hora de elegir a nuestro asesor.

El coste                                                    

Lo más barato no siempre es lo mejor. Elegir una asesoría por su bajo coste puede repercutir muy negativamente en nuestro negocio. Aunque cueste un poco más, siempre elegir profesionales bien formados, con experiencia y que nos garanticen un servicio eficaz.

Una atención global

La asesoría tiene que implicarse en las necesidades de nuestro negocio. No se trata solo de anotaciones contables y rellenar modelos impositivos. El asesor tiene que interesarse por todo lo que rodea a la empresa cliente, y aportar soluciones y propuestas.

 

Añadir nuevo comentario