ir a la portada de ELPajarito.es

Consejos para protegerse del sol en verano

Ya se nota el calor del verano y ya empezamos a sufrir las consecuencias de estos días de sol. Quién puede huye a la playa o la montaña, y el resto se quedan al resguardo en las oficinas o en su día a día, disfrutando o evitando el sol como puede.

Ya sea en la playa o en la piscina, o en el barullo de la ciudad, protegerse del sol en esta época es indispensable. No importa que no pasemos largas exposiciones al sol, simplemente paseando por la calle podemos sufrir sus consecuencias. Además, tampoco es bueno evitarlo por completo, por lo que seguir una serie de recomendaciones para protegerte será una parte esencial en tu salud este verano.

Las gafas de sol, el accesorio estrella

Comprar unas gafas de sol será una misión indispensable para proteger tus ojos del sol este verano. Está claro que la moda es importante, y llevar unas gafas bonitas será una cuestión que interesará a casi todos los que las compren. Pero por otro lado, no debemos quedarnos en la moda, sino que será esencial que elijamos unas gafas que nos protejan bien.

Cuando estamos expuestos al sol, muchas veces nos deslumbra en los ojos y nos molesta, y esta es la razón por la que la mayoría de nosotros acudimos a comprar unas gafas de sol. No obstante, estos accesorios tienen una función más importante, y es que las radiaciones del sol pueden ser perjudiciales para nuestros ojos, con unas consecuencias que pueden ir desde la conjuntivitis a la degeneración de nuestra visión.

Es fundamental elegir un buen cristal que nos proteja de estas consecuencias nocivas para nuestros ojos. Cuando vayamos a optar por uno o por otro deberemos tener algunas cosas en cuenta. Para empezar, debemos pensar en el uso que le vamos a dar a las gafas, ya que no será lo mismo comprar unas gafas para esquiar o para escalar que para ir por la ciudad.

Una vez tengamos claro qué tipo de uso le vamos a dar tendremos que adecuar el filtro que necesitamos. No todos los filtros son aptos para todas las actividades. Si practicamos algún deporte de altura puede que necesitemos un filtro mayor que si simplemente paseamos por la ciudad.

Elegir las gafas de sol adecuadas te librará de muchas molestias pero también velará por una perfecta salud para tus ojos.

Protege tu piel, utiliza crema solar

Ya sea en la playa o para caminar por la calle, hemos de ser conscientes de los efectos nocivos que nos puede causar el sol. En esta época estamos expuestos a las radiaciones nocivas y en ocasiones no nos damos cuenta de lo mucho que descuidamos nuestra piel. Algunas consecuencias nos molestan unos días o unas horas, son las quemaduras pero otras pueden ser mayores, como por ejemplo, desarrollar un cáncer de piel. La crema solar deberá ser nuestra aliada este verano.

Pero no bastará ponerte cualquier crema, tienes que elegir una protección alta, de 30 ó 50, y además es importante que no uses la de años anteriores. Sabemos que comprar una buena crema no es una cuestión económica, pero si utilizas la del año anterior tendrá poco o ningún efecto protector.

Otra cuestión importante es que te apliques la crema 30 minutos antes de tu exposición al sol. Además, también es recomendable que repitas la aplicación cada media hora y después de los baños.

Controla la exposición al sol

Si eres de los que están locos por estar morenos en verano, tenemos que decirte que tengas algo más de cuidado. No es recomendable protegernos totalmente del sol, puesto que, el mismo nos aporta vitaminas que son muy recomendables tanto para nuestra salud física como para nuestro estado de ánimo. Sin embargo, abusar de estas radiaciones puede ser realmente perjudicial.

Te recomendamos que si vas a tomar el sol, evites las horas de máximo calor, es decir, entre las 12 y las 16 horas, que es cuando sus radiaciones son más fuertes y más nocivas. Si estás en la playa, en la piscina o en la calle, no hará falta que te pongas a cubierto, será suficiente con que aproveches las sombras. Pero cuidado, porque los árboles o las sombrillas no protegen de la radiación solar.

Otro punto importante es el uso de sombreros que protejan ciertas zonas de la cara como las orejas y el cuello. Te recomendamos que utilices sombreros de copa ancha, para que puedan cubrir todas estas zonas sensibles.

Evitar el uso de lámparas bronceadoras también resulta fundamental, ya que pueden ser más propensas a provocar un cáncer de piel, además de dañar los ojos. Te recomendamos que te deshagas de ellas por completo.

La exposición al sol nos aporta múltiples beneficios si conseguimos realizarla de una forma responsable.

 

 

 

Añadir nuevo comentario