ir a la portada de ELPajarito.es

Más de la mitad de los murcianos se levantan cansados cuando se alargan los días

Una encuesta realizada por la Sociedad Española de Dietética y Ciencias de Alimentación confirma que el cambio de hora provoca problemas de sueño y falta de apetito

El 57 por ciento de los murcianos se levantan cansados a medida que se alargan los días y, en concreto, más de un tercio afirma notar cansancio el cambio de estación. Así lo refleja una encuesta realizada por la Sociedad Española de Dietética y Ciencias de Alimentación (SEDCA) en la que se han analizado los efectos de la llegada de la primavera en la población.

Esta sensación se conoce como astenia primaveral y para combatirla, la SEDCA aconseja realizar una alimentación rica y variada, con frutas y verduras de temporada, y practicar ejercicio de forma regular. También puede ser útil la toma de preparados farmacéuticos de jalea real.

Además, según la encuesta debido al aumento de horas de luz los murcianos se levanten más cansados, por lo que al 45 por ciento genera problemas para conciliar el sueño.

"Esto es debido a que los ritmos circadianos se ven alterados como consecuencia del mayor número de horas solares y del cambio de hora", explica el doctor Juan Carlos Ocaña, profesor de la Facultad de Medicina y Ciencias de la Salud de la Universidad de Alcalá y miembro del Grupo de Trabajo de Fitoterapia de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (SEMERGEN). Así como en invierno el organismo empieza a desconectar sobre las ocho de la tarde que es cuando anochece, con la primavera este tiempo se alarga, lo que resta horas de sueño.

Para mejorar estos síntomas, se recomienda seguir una dieta rica y variada, así como "cuidar las horas de sueño, mantener una constancia en la práctica de ejercicio físico de 30 minutos diarios, disfrutar del buen tiempo y tomar el sol", destaca el doctor Ocaña.

Otro consejo es tomar preparados farmacéuticos de jalea real, una sustancia que producen las abejas que contiene "vitaminas A, B, C y E, minerales y oligoelementos (fósforo, selenio, hierro, cobre, calcio y potasio), aminoácidos (lisina, leucina, metionina, fenilalamina, treonina, triptófano y valina) y un ácido graso no saturado, el 10-hidroxidecenoico (HDC)", explica María Meseguer, dietista colaboradora de la SEDCA en Murcia.

Asimismo, la llegada de la primavera conlleva también cambios en los hábitos alimenticios. Según la encuesta de la SEDCA, el 30% de los murcianos nota falta de apetito. 

Además, el 44 por ciento de los murcianos afirma cambiar el tipo de alimentación al pasar del invierno a la primavera. La clave, añade Calderón, está "en seguir un patrón de dieta mediterránea que incluya las cinco comidas necesarias sin saltarse ninguna y que estén basadas en platos más ligeros".

Añadir nuevo comentario